Botox

La Toxina Botulínica es una proteína que relaja temporalmente el músculo en el que se aplica atenuando las arrugas de expresión, o sea las arrugas que se forman con el rostro cuando gesticulamos. Cada vez que nos expresamos, reímos o lloramos, los músculos de la cara se contraen y, con el paso del tiempo, la actividad de estos músculos produce arrugas como las líneas de la frente, del entrecejo y las patas de gallo, entre otras.

Se aplica mediante micro-inyecciones directamente en el músculo,  al relajarlo temporalmente, previene la formación de nuevas líneas de expresión, ya que su efecto impide la profundización de las arrugas existentes y la formación de nuevas arrugas.

Financiación a tu medida