Abdominoplastia

La abdominoplastia o cirugía del abdomen es un procedimiento quirúrgico cuya finalidad es conseguir un abdomen más plano y firme y una cintura más estrecha.

Esta técnica, también conocida como lipectomía abdominal, está indicada en mujeres y hombres que están preocupados por la acumulación de grasa y el exceso de piel en la zona abdominal y que no mejora a pesar de la dieta y el ejercicio físico.

La abdominoplastia está especialmente indicada en mujeres que, tras uno o varios embarazos sus músculos abdominales se han relajado y no recuperan el tono que tenían antes. También se indica en mujeres y hombres que presentan una obesidad moderada y con el paso del tiempo la piel abdominal ha perdido elasticidad y se ha producido un acúmulo localizado en la zona que conocemos como “tripa” o “barriga”.

Financiación a tu medida

En qué consiste la cirugía

La abdominoplastia o lipectomía abdominal es una técnica quirúrgica  que se utiliza para dar solución a diferentes patologías y que consiste en:

Dermolipectomía, se extirpa el exceso de piel y grasa del abdomen mediante una incisión de cadera a cadera encima del pubis, dando solución a la flacidez cutánea.

Plicatura de los rectos, en los casos que existe una debilidad importante de la pared abdominal, con separación de los músculos anteriores ( “tableta de chocolate”)  y que se conoce como diástasis de rectos, hay que reconstruir la zona mediante uso de suturas para unir los músculos y aportar una sujeción extra desde el interior a modo de faja. Con esto se consigue marcar más la cintura, estilizar la figura y aportar fuerza a la musculatura.

Cierre cutáneo, prácticamente invisible, colocando la cicatriz lo más baja posible para que quede escondida con la ropa interior o el bikini.

Recolocación del ombligo o umbilicoplastia, de manera que quede lo más bonito posible, mejorando su apariencia, e incluso reparar posibles hernias umbilicales.

La duración aproximada de una abdominoplastia es de 2 a 3  horas, dependiendo de si hay que añadir algún tratamiento complementario como la liposucción. Se realiza bajo anestesia general y la o el paciente ha de permanecer 24 horas en la clínica.

Preoperatorio

Como en cualquier operación quirúrgica, es necesario realizar unas pruebas previas para descartar cualquier irregularidad que pudiera contraindicar la intervención. Las pruebas preoperatorias consisten en una analítica, un electrocardiograma y una visita pre-anestésica. 

Deberá poner en conocimiento del anestesista si toma algún medicamento, si fuma, antecedentes médicos importantes y cirugías recientes.

Post-operatorio

Recomendamos estar acompañado en el momento del alta.

Se suelen colocar dos drenajes durante dos o tres días para la recogida del suero o cualquier otro líquido que pueda acumularse dentro, según la evolución del paciente.

Además el paciente deberá llevar una faja compresiva durante un mes durante las 24 horas, aunque podrá quitársela para ducharse y lavarla. También deberá evitar los esfuerzos, coger pesos y el ejercicio físico durante el primer mes.

En el postoperatorio es muy recomendable la realización de drenajes linfáticos por parte de un fisioterapeuta especializado, en la consulta le recomendaremos alguno. Con tres o cuatro sesiones puede ser suficiente.

La abdominoplastia nos ayuda a mejorar la armonía de nuestro cuerpo, recuperando un vientre plano y estilizando nuestra figura.

¿Qué debes saber antes de la operación?
Técnica
Liposucción Lipectomía, cicatriz baja en el abdomen Liposucción y lipectomía
Cirugía
Anestesia general Duración: 2-3 horas Ingreso 24 horas en clínica
Recuperación
Se debe caminar lo antes posible, de forma pausada. Limitar cualquier tipo de esfuerzo durante las dos primeras semanas. Se podrá retomar la actividad normal en 3-4 semanas. Faja durante 4 semanas.